Jueves, 16 Mayo 2019 15:14

Más de mil años de sapiencia futbolera en Punta Umbría

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Teniendo como escenario el popular restaurante Miramar, de Punta Umbría, el que fuera mítico guardameta del Recreativo, Sevilla y Córdoba, Miguel Ángel Molina, ha logrado reunir a un buen número de jugadores veteranos de la ciudad de los califas, donde reinó un gran ambiente futbolístico y así mismo se recordaron anécdotas y situaciones en torno a una buena mesa, en que  las excelencias gastronómicas de esta tierra, como las almejas, coquinas, acedías, puntillista, salmonetitos, chocos, corvina... hicieron que la reunión fuera todo un éxito. 

 
A esta cita cordobesista se unieron los ex futbolistas onubenses, Isabelo Martín, Gonzalo Robles y Pepe Jiménez, como asimismo el que fuera director del periódico Huelva Información, Ramón Ramos Torres, que es un gran aficionado al deporte rey y una auténtica enciclopedia del fútbol patrio.
 
Míticos jugadores del Córdoba como Pepe Escalante, quien me decía que había sacado a jugadores que han militado en el Recreativo como Rodolfo Garrido, Rafa Navarro o Luna Eslava entre otros, formaba parte de la expedición. Por su parte, Manolo Garrido, presidente de los veteranos cordobesistas, recordaba con Gonzalo Robles la época en que jugaron de juveniles y por supuesto quien se puede olvidar de jugadores de la talla de Manolo Cruz Carrascosa o de Rafael Jaén. Con este último, estuvimos recordando a su compañero en el Sevilla Julián Rubio, con quién le une una grandísima amistad.
 
Igualmente estuvieron en la cita Fernando Martínez, consuegro del anfitrión, Miguel Ángel Molina, que por cierto, lo hizo de lujo, además de jugadores verdiblancos cordobeses que forman parte de la historia grande del club del Arcángel, como Mariano Mansilla, Carlos Arias, Juan Antonio Muñoz, Carmelo Salas, Paco Varo y José Luis Navarro, que fueron acompañados igualmente por Paco Pedraja, amigo de todos ellos.
 
Sin lugar a dudas, un almuerzo entrañable donde había sentado en torno a una buena mesa, más de mil años de sapiencia futbolista, especialmente cordobesista.
Cantidad de anécdotas las que se contaron. Recuerdos de otra época, distinta a la actual, pero que a mí personalmente, me parece que desprende, más amistad y sentimiento al club de sus amores .
 
Muchas gracias Miguel Ángel Molina, por hacerme participe de esta reunión vuestra, donde disfruté enormemente y pude comprobar la calidad humana de este grupo de cordobeses.
 
Que se repita la experiencia 
UA-9333496-6