Lunes, 09 Julio 2018 17:32

Garmendia, 25 años después, vuelve a visitar Huelva

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Días atrás he tenido la suerte de poder saludar y echar un buen ratito de tertulia, mientras degustábamos productos de la gastronomía onubense, al que fuera portero del Recreativo de Huelva JoséAlberto Garmendia, quien vino acompañado de su encantadora esposa Pili Caro. Han estado pasando unas mini vacaciones por nuestra provincia, más concretamente por el litoral y la verdad es que se lo han pasado en grande, recordando los grandes momentos vividos por este vitoriano en su etapa como jugador albiazul, donde dejó muy buenos amigos, y es que este vasco tiene un carisma especial y dejó huella en esta tierra por su cercanía y amabilidad.

No visitaba esta tierra desde hace 25 años, cuando la Real Sociedad y Sevilla, vinieron en Semana Santa a jugar un partido amistoso cada uno de ellos al estadio Colombino, con el fin de recabar fondo para la mesa de salvación del Recreativo, que por aquellos entonces pasaba unos momentos muy delicados.

Garmendia recordaba los entrenamientos que Cándido Rosado, les metía en El Portil, y desde luego se quedaba sorprendido del cambio que ha tenido esta población. Como no podía ser de otra manera, recordamos antiguos jugadores que fueron compañeros suyos, diciéndome que sigue teniendo relación con algunos de ellos. Y como es obvio, me preguntaba por la situación actual del Decano, esperando que todo empiece a ir mejor y que pronto pueda dejar el pozo de la segunda división B.

En la actualidad Alberto Garmendia colabora como comentarista con la Cadena Ser de Vitoria, siguiendo al “glorioso” Alavés, que es el club de su tierra. Además esta faceta periodística se le da pero que muy bien.

Desde que salió de Huelva estuvo jugando en Ibiza y una vez que colgó los guantes estuvo como entrenador de porteros, con el Rayo Vallecano y, Alavés, que entrenaba Pepe Mel.

En definitiva que tanto Alberto como pili, se lo han pasado en grande en esta tierra y me da a mi el tufillo, que no van a tardar  tantos tiempo en volver de nuevo, y desde luego aquí que los esperamos con los brazos abiertos.

Amigos que me ha dado mucha alegría de este reencuentro, que si bien mantenemos la amistad en la distancia y  telefónicamente, siempre es una gozada volver a vernos.

 

UA-9333496-6