Martes, 06 Septiembre 2016 20:25

Vicente Toti, toda una vida dedicada al humor gráfico

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Sin lugar a dudas es todo un referente en nuestra provincia dentro del humor gráfico. Me estoy refiriendo al zalameño Vicente Toti, al cual conocí allá por finales de los años 70, cuando empezó a dejar sus tiras de humor gráficas en El Correo de Andalucía, y les puedo asegurar que muchas de sus viñetas políticas de aquella época tienen vigencia en el día de hoy, con esa sátira que este hombre tiene a la hora de plasmar la cruda realidad de este mundo en clave de humor, lo cual no es nada fácil.

Pues bien, hace unos días me lo he encontrado en El Portil, donde fue a visitar a su hija Paloma García y a sus nietos y como no podía ser de otra manera, nos sentamos a charlar un buen ratito y es que la amistad que nos une es grande, después de haber sido compañeros en el diario Huelva Información más de un cuarto de siglo. De esa época hablamos y desde luego lo pasamos en grande recordando situaciones vividas, que no fueron pocas.

Como ambos somos muy futboleros, la conversación giró en torno al deporte rey, y Toti, me contaba que él de chico era del Atlético de Bilbao, pues sus hermanos eran uno de Barcelona y otro del Real Madrid y él quiso ser diferente en ese sentido, y es que en los años cincuenta, ser seguidor del equipo vasco era como muy normal en toda España, pues los Zarra, Gainza, Panizo, Iriondo, Carmelo, Orúe, etc atraían las simpatías de los aficionados. Posteriormente Vicente se fue a jugar a Cataluña, al filial de Barça, pero la verdad es que nunca lo he oído defender a los azulgrana, en cambio, el Betis si ha sido equipo que le ha caído muy bien, lo cual se lo ha inculcado a su hijo Marcos, actual alcalde de Zalamea. Por su pasado como rojiblanco vasco, le regalé un “escudito” (ahora lo llaman pin) con más de 50 años de antigüedad que rápidamente se colocó en su camisa.

Igualmente me contaba este artista como la copa de un pino, que sigue pintando cuadros, que desde luego no sabe dónde va a guardar, pues tiene un montón de ellos y que ahora además se dedica a diseñar libros a todos los amigos que se lo piden, además se los maqueta. Vamos, que a pesar de llevar varios años jubilado, sigue al pié del cañón, con actividad, si bien es cierto, que sin tanto agobio como hace unos años y es que los años no pasan en balde.

En estos días como es natural, ha estado metido de lleno en la feria de su pueblo,  Zalamaea la Real, donde disfruta de lo lindo con sus amigos de toda la vida.

Lo cierto es, que echamos un ratito de lo más entretenido que en definitiva es de lo que se trataba y desde luego, con la intención e vernos más a menudo, despidiéndonos pues su mujer, Carmela Núñez, lo estaba esperando para almorzar y no era cuestión de llegar tarde.

UA-9333496-6